18 ene. 2013

Sólo eso tengo.

A veces... las personas tienes malos días, malas semanas, pero eso no significa que les deje de importar la vida. Sólo es una mala página del libro que estás escribiendo y la siguiente puede ser mejor o mucho peor, eso depende de lo que quieres escribir. No dejes que esa mala página arruine todo el libro, todo mejora siempre, las cosas mejoran. Pueden hacerte tu día regalandote un simple pie de limón.

11 ene. 2013

No te rindas... aún.

Está es una historia sobre un chico llamado Leonardo, él era un estudiante con un enorme  sueño; ustedes saben bien cuál era ese sueño. En fin, él vivía en un lugar muy escondido del mundo y la mayoría del tiempo estaba sólo escribiendo y escuchando música debajo del árbol más grande de un parque, él pensaba que las cosas no están destinadas a ser, que cada quien decidía que caminos tomar y que no había un camino fijo que seguir. Eso lo inspiraba a seguir adelante con sus sueños, hasta que un día la conoció. 1.58 de alto, ojos grises, cabello castaño, pequeños lunares en sus mejillas. Ella estaba sentada en una banca del otro lado del parque tomando un café. Cuando él la vio sintió como si todo hubiera desaparecido, sólo que quedaba él, mirándola a lo lejos. Ella levanto la mirada y lo miró. La conexión había comenzado. Él siguió su camino de siempre, se sentó y miró a los niños jugar pero esta vez su mente estaba en blanco, esta vez alguien le había robado el pensamiento. Sólo observaba. Esto siguió así durante 4 meses, sin nada en su mente, sin la inspiración de siempre. Hasta que la volvió a ver. Está vez, en el edificio en donde el vivía.